Chichen Itzá – Templos Mayas en la Ciudad de Dioses


Warning: Illegal string offset 'header-text' in /home/visitach/public_html/wp-content/themes/thedawn/single.php on line 16

Chichen Itzá – Templos Mayas en la Ciudad de Dioses

En la Zona Arqueológica de Chichen Itzá, encontramos El Castillo, también  conocido como Pirámide de Kukulcán, que consta de nueve etapas escalonadas, y en cada uno de sus cuatro lados, hay una escalera con 91 escalones, que suman  364 escalones, dando un total de 365, la cantidad de días en un año del calendario moderno. Cada una de las escalinatas cuenta con un balaustrado con una cabeza de serpiente al final, que simboliza al dios Kukulcán. Durante el equinoccio de primavera y el de otoño (antes conocido como equinoccio de verano), hay un espectáculo natural  de luces y sombras en el balaustrado de la escalinata, que semeja a la imagen de una serpiente descendiendo en forma de zigzag. Todos los años, este descenso de Kukulcán atrae a muchos espectadores de muchas partes del mundo.  Los Mayas  creían  que cada cincuenta y dos años comenzaba un Nuevo ciclo de vida, por lo que construyeron una nueva pirámide encima de la existente. En la Zona Arquológica de Chichen Itzá, la pirámide original más pequeña fue enterrada por la actual y se puede accesar a ella por medio de un túnel.

La parte antigua de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá -Esta parte de la ciudad abarca aproximadamente una milla y media. Aquí encontramos, entre los templos Mayas, el Templo de Los Tres Dinteles, cuya base se caracteriza por su estilo arquitectónico Puuc. Uno de los pocos remanentes de las edificaciones del Periodo Clásico es el Chichan Chob, ó Casa Roja, construida entre el siglo XVII y el XX y su nombre se debe a la franja roja pintada en el muro de la entrada principal.

Otro de los templos Mayas en el antiguo Chichen Itzá es la Casa de las Monjas, compuesto por varios cuartos pequeños, que nos recuerdan a los españoles, que conquistaron la Península en el siglo XVI. En la sección Noreste del edificio hay una superestructura que comprende varias galerías y una cámara que se llama Anexo Este, una de las estructuras más hermosas encontradas jamás en el estilo arquitectónico de los Chenes. Este edificio es un ejemplo típico del arco falso de las construcciones Mayas. Formado por bloques de piedra tallados y los bloques sucesivos traslapados hasta que finalmente se unen en el punto más alto de la habitación.

Quizás, el edificio más impresionante  en el Viejo Chichen Itzá es el Observatorio, también llamado el Caracol. Su nombre se debe al tipo de escalera que tiene en su interior, cuyas espirales son una impresionante construcción circular en forma de concha de mar. El templo está constituido por una serie de estructuras sobrepuestas en una plataforma doble rectangular.

El Caracol fue uno de los templos Mayas más importantes. Fue ahí donde desarrollaron su vasto conocimiento astronómico, donde pronosticaban los cambios climáticos y  observaban el movimiento de los Astros.

En este grupo central del Osario, o tumba del Gran Sacerdote, fue que el diplomático  Edward Thompson (1856-1935) encontró artefactos de arcilla policromada en su interior.

El Cenote Xtoloc, que se encuentra 500 pies hacia el noreste del Observatorio, era la fuente principal de  agua para la gente que vivía en las faldas del centro ceremonial. La palabra cenote significa en Lengua Maya tsónot. Los cenotes son pozas naturales que abundan en el terreno de la Península de Yucatán, donde no hay ríos con corriente. Esta es la razón principal por la que los Mayas se establecían cerca de ellos.

En la nueva sección de la Zona Arqueológica de Chichen Itzá ó Sección Norte- El Castillo ó la Pirámide de Kukulcan domina la sección Norte de la ciudad. Esta fue construida durante el periodo Maya-Tolteca y representa la perfecta combinación de las habilidades arquitectónicas de la cultura Maya, su vasto conocimiento de astronomía y precisión calendárica-matemática. A una corta distancia del Castillo se encuentra un complejo de templos Mayas, donde se encuentra el Templo de los Guerreros, el cual en las exploraciones de 1924, apenas se podían ver partes, pues estaba completamente cubierta por la vegetación. Se necesitaron tropas enteras para poder despejar esta área de 508 x 467 pies.

En la parte de arriba del templo, hay una figura de Chaac Mool, quien recibía las ofrendas de los sacrificios Mayas para los dioses, también existen varias representaciones estilizadas  de Kukulcán, la serpiente emplumada, que son fácilmente reconocidas ya que son representadas en una base rectangular de donde emerge una cabeza de serpiente grande, con las fauces abiertas. La cola está erguida, en ángulo recto al final de las columnas.

El Juego de Pelota, Pok Ta Pok también se encuentra en la sección Norte  de la ciudad. El juego de pelota de Chichen Itzá es el más grande de las civilizaciones mayas. Dos equipos de siete jugadores tenían que pasar la bola, que estaba hecha de caucho, a través de los anillos de piedra que se encontraban verticalmente en la parte más alta de dos paredes paralelas, para anotar puntos. A los jugadores solo se les permitía usar antebrazo y caderas pero no manos. Sin embargo, este juego más que un propósito deportivo era un ritual religioso al cual la entrada se limitaba a sacerdotes y nobles.

Se dice, y las bases relieve del templo parecen confirmarlo, al final del juego el capitán de uno de los equipos era sacrificado. El perdedor según algunos investigadores, y el ganador según otros.

El Templo de los Jaguares, que es parte de la estructura del Juego de Pelota, es un claro ejemplo del arte Maya de Chichen Itzá. Este contiene magníficos relieves de los sacerdotes Mayas-Toltecas, y hermosas combinaciones de colores.

La Zona Arqueológica de Chichen Itzá, cuyo esplendor abraza un milenio, personifica muchos de los atributos que dieron grandeza a la civilización maya. Innovaron estructuras circulares, dominaron el uso práctico de del  cálculo y medición, y crearon expresiones pictóricas y esculturales de una cosmogonía compleja que era aplicada a la vida diaria.

Si quieres conocer la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, pregunta a tu Agente de Viajes por los tours a Chichén Itzá disponibles, las tarifas y horarios, así como hoteles en Chichén Itzá, por si quisieras pernoctar.