Glifos Mayas de Chichen Itzá


Warning: Illegal string offset 'header-text' in /home/visitach/public_html/wp-content/themes/thedawn/single.php on line 16

Glifos Mayas de Chichen Itzá

Chichen Itzá, es una importante ciudad arqueológica en el estado de Yucatán, donde se estableció la antigua cultura Maya alrededor de los años 435 y 455.  Chichen Itzá significa en la orilla del pozo de los itzáes.

No han existido muchas culturas como la maya. Los Mayas eran especialmente grandes astrónomos, artistas, arquitectos y matemáticos. En su tiempo, construyeron grandes ciudades como Uxmal, Sayil, Kabah ó Chichén Itzá, con majestuosas pirámides Mayas, que actualmente representan importantes vestigios culturales, dignos de visitarse.  Ellos inventaron el cero, un concepto sumamente importante en las matemáticas. Según algunos cálculos, la medida del año que utilizaban los mayas era más exacta que la de los europeos cuando éstos llegaron a América. Otro logro muy significativo es que la civilización maya fue

una de las tres civilizaciones que inventaron un sistema completo de escritura, a través de glifos Mayas.

La historia del conocimiento de la escritura maya, empieza con el fraile Franciscano Diego de Landa. Este fraile español, es una de aquellas personalidades difícil de entender: por un lado, ordenó la quema de gran número de códices Mayas cuando llegó a establecerse a tierras yucatecas, pero por el otro, escribió un libro, fundamental para el conocimiento  de la cultura maya de Yucatán, por lo cual fue acusado y se le ordenó regresar a España y escribió su famoso libro Relación de cosas de Yucatán, el cual, además de la vasta información sobre la cultura  maya, proporciona valiosos datos sobre su escritura, ya que copió algunos glifos mayas describiendo sus sonidos. Asimismo dibujó, los signos de los 20 días y 19 meses del calendario maya.

Después de mucho tiempo, Ernst Forstemann, en 1886, llegó a comprender el sistema  vigesimal usado por los mayas para registrar fecha y así no sólo se pudieron leer los cómputos  calendáricos de los códices sino también los de las estelas y otros monumentos del área maya.

Otro paso muy importante para el desciframiento de la escritura maya, lo dio el ruso Yuri Knorozov, en 1952. Quien se basó en el alfabeto compilado por Landa, y pudo leer fonéticamente ciertos glifos  que representan sílabas. Al principio, su interpretación no fue aceptada del todo,  pues muchos de los investigadores pensaban que la escritura maya  era sólo  ideográfica, pero el tiempo ha dado la razón a Knorozov.

El 1958, Heinrich Berlin, observó que un cierto glifo se colocaba al final de muchos de los textos mayas y que el elemento principal de dicho glifo, variaba de lugar en lugar, por lo que dedujo que dicho elemento se refería a un  sitio determinado, o a la dinastía reinante en el mismo. A estos glifos, se les ha llamado glifos emblemas y se han identificado en la mayor parte de los centro mayas que poseen  monumentos  con jeroglíficos.

El siguiente paso decisivo fue el artículo publicado en 1960 por Tatiana Proskouriakoff, en el que demostró el contexto  histórico  de las inscripciones mayas que, por mucho tiempo,  se creía eran esencialmente  calendáricas. La investigadora observó que frente a ciertos templos estaban colocados grupos de estelas  cuyas fechas coincidían con el lapso normal de la vida de un gobernante  y empezó a leer los glifos  indicativos del nacimiento y ascenso  de los reyes al trono.

Actualmente, falta mucho para entender en su totalidad la escritura maya (que consiste en unos 700 signos), pero día con día, se consiguen  avances que arrojan valiosos sobre esa cultura.

Pregunta a tu agente de viajes por los tours a Chichen Itza.